EPI

EPI

La electrólisis Percutánea  Intratisular (EPI) es una técnica mínimamente invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente a través de una aguja de acupuntura que produce un proceso inflamatorio local que permite la reparación del tejido blando afectado (tendón, músculo, ligamento, etc).

Método revolucionario para el tratamiento de tendinopatías, lesiones musculares y ligamentosas (tendinosis crónicas, fibrosis musculares, tendinitis, fascitis plantar, etc.)

La técnica produce una lisis o destrucción del tejido fibrótico degradado (tendón, músculo o ligamento) aumentando la regeneración y favoreciendo una respuesta inflamatoria adecuada, facilitando el proceso de recuperación en un menor tiempo con mayor garantía de buenos resultados.

Es una técnica innovadora que permite desnaturalizar y eliminar únicamente el tejido degenerado, restableciendo de forma natural la regeneración del tendón y la función de los tejidos blandos.

Lesiones como:

  • Tendón de Aquiles
  • Fascia plantar
  • Neuroma de Morthon
  • Hematomas

Las sesiones dependerán tanto del paciente como de la patología a tratar.

Vendaje neuromuscular

El VNM es una innovación terapéutica aplicada con éxito desde su invención en Japón, a principios de los años 70 por el Dr. Kenzo Kase. Esta metodología de vendajes ha tenido una gran difusión mediática en los últimos años gracias a los deportistas de élite, de todas las disciplinas, que lo han utilizado con increíbles resultados, ya que acelera el proceso de reparación de sus lesiones, permitiendo en todo momento el movimiento del segmento lesionado.

Es un vendaje que utiliza un tipo de esparadrapo elástico diseñado imitando las propiedades de la piel. Se utiliza para el tratamiento de lesiones musculares, articulares, neurológicas y ligamentosas así como la reducción de la inflamación y del linfedema.

Función:

  • Disminuir las tensiones que actúan sobre las estructuras lesionadas
  • Permitir al paciente una movilidad completa
  • Efectos analgésicos y antiinflamatorios inmediatos, sin limitar ningún segmento lesionado, permitiendo el restablecimiento del mismo. 

El Vendaje Neuromuscular puede utilizarse conjuntamente con otras terapias como la crioterapia, hidroterapia, masaje y estimulación eléctrica entre otras.

Actúa en la activación del sistema neurológico, el sistema procesador de la información propioceptiva y en el sistema circulatorio.

Su empleo ha supuesto un nuevo acercamiento para el tratamiento de nervios, músculos, y órganos. 

Sus propiedades de resistencia al agua permiten que el individuo lleve una vida normal sin necesidad de preocuparse por el vendaje.

Los efectos del vendaje neuromuscular son los siguientes:

  • Efecto analgésico por disminución de la presión  y la mejoría de la circulación.
  • Efecto antiinflamatorio de manera que favorece la circulación sanguínea y el drenaje linfático.
  • Mejora la función muscular y articular
  • Estimula la propiocepción
  • Aumenta la estabilidad
  • Elimina bloqueos de la circulación sanguínea y linfática
  • Efecto neuroreflejo.
  • Efecto tónico
  • Efecto relajante

Este esparadrapo actúa sobre los nociceptores y estos mandan la información de descompresión desde una zona superficial a la más profunda, creando un mayor espacio entre la piel y el músculo y mejorando de este modo la circulación sanguínea y el drenaje linfático.

Aplicaciones terapéuticas del miembro inferior y del pie:

  • Metatarsalgias.
  • Neuralgia de Morthon.
  • Fascitis plantar.
  • Espolón de calcáneo.
  • Esguince
  • Tendinitis Aquilea.
  • Periostitis.
  • Ruptura fibrilar del tríceps
  •  Disfunción de los músculos tibial anterior y tibial posterior.
  • Disfunción de los músculos peroneos.

Electroterapia

Terapia mediante corrientes que se utiliza para modificar la percepción del dolor o incrementar los niveles de tolerancia a éste.

Comprende diferentes terapias:

  • Ultrasonido
  • Electroestimulación: Corrientes analgésicas (TENS) y estimulantes (EMS).
  • Electroacupuntura y puntos gatillos (“trigger points”).



ULTRASONIDOS

Indicaciones

Las patologías más comunes que se tratan con ultrasonidos son las que afectan al aparato ósteo- músculo- tendinoso. Resultan indicados para el tratamiento de:

  • Periostitis.
  • Tendinitis.
  • Artrosis.
  • Contracturas musculares.
  • Cicatrizaciones.
  • Edemas.
  • Afecciones dérmicas.

Contraindicaciones

No utilizar la terapia ultrasónica en caso de:

  • Osteoporosis degenerativa.
  • Presencia de prótesis metálicas.
  • Varices.
  • Trombosis y tromboflebitis agudas.
  • Neoplasias.
  • Arteriopatías.
  • Tuberculosis.
  • Procesos inflamatorios agudos.
  • Lesiones cutáneas.
  • Alteraciones de la sensibilidad.
  • No aplicar en el área torácica en pacientes con marcapasos.
  • No aplicar en mujeres embarazadas.
ultrasonidos



electroestimulacion

ELECTROESTIMULACIÓN

Se utiliza para tonificar el tejido y la masa muscular, para perder volumen, reafirmar, relajar la musculatura y aliviar el dolor.

Indicaciones

Como norma general encontraremos 2 grandes efectos producidos por la electroterapia:

  • Efecto vasomotor y trófico: sirve para aumentar el riego sanguíneo y mejorar el retorno venoso.
  • Efecto analgésico: para evitar dolores de origen neurológico, muscular y/o articular.

Contraindicaciones

No utilizar la terapia ultrasónica en caso de:

  • Osteoporosis degenerativa.
  • Presencia de prótesis metálicas.



ELECTROACUPUNTURA

Estimulación directa de los puntos motores de los músculos.

El trabajo sobre los puntos motores o puntos de acupuntura permite obtener una reacción refleja o neurovegetativa sobre la musculatura, órgano o sistema correspondiente, aportando en cada punto la dosis necesaria para obtener el efecto deseado.

Las sesiones son totalmente personalizadas, tanto en la elección de la técnica a utilizar como en la duración de la misma.

Masoterapia

Terapia manual a través del masaje. Con él podemos administrar efecto analgésico, sedante o estimulante.

Indicaciones:

  • Alteración del tono muscular (hipo/hipertonía, atrofia, espasmos, etc.)
  • Linfedema, insuficiencia venosa periférica
  • Cicatrices
  • Rigideces articulares y periarticulares
  • Adherencias de partes blandas
  • Esguinces, fascitis, tendinitis
  • Alteraciones musculares de origen neurológico (parálisis, parestesias, etc.)
  • Algias localizadas

Se recurre a esta terapia tras una exploración y diagnóstico que así lo indique.

 

La sesión es de 1 hora.

En ocasiones, podemos complementar estos tratamientos con el resto de terapias que realizamos.